¡Hola!

Paula: 26 años, 4 continentes, 26 países y más de 100 ciudades.

En mi ciudad hay un letrero que dice “De Madrid al cielo”. Yo me lo tomé al pie de la letra hace unos años y empecé a viajar. Desde entonces no he podido parar. Por suerte mis padres me enseñaron lo bonito que resulta conocer nuevos lugares, nuevas culturas, nuevas personas, nuevas comidas… Primero viajé por todo mi país -España- y cuando ya había pisado todas las provincias, decidimos que era hora de conocer otros países, así que cuando tenía 12 años nos fuimos en familia a conocer París. Desde entonces, todos los años he visitado al menos una nueva ciudad extranjera.

Cuando terminé mi Licenciatura la situación laboral en España no había mejorado, así que decidí irme a Inglaterra a aprender inglés. Me fui como Aupair a una ciudad llamada Newbury, cerca de Londres, y acabé en menos de dos semanas al otro lado del país. En Cardiff, la capital de Gales, descubrí que moverse sola es más fácil de lo que nos imaginamos. Como dicen: el hambre agudiza el ingenio, así que cuando no te queda otra que aprender, aprendes. Aprendí a buscar documentación, trenes, hospitales, tramitar mis documentos para legalizarme en UK… Al final una acaba por no tenerle miedo a eso de viajar sola, comer sola, ir a museos sola, etc.

Mi experiencia en Inglaterra no fue la más bonita, pero ahora me río de todo aquello por lo que tuve que pasar, ya que gracias a eso conocí una de las ciudades más hermosas y con más historia de Reino Unido que muy pocas veces se piensan a la hora de hacer un viaje.

Actualmente me encuentro en México, con ganas de conocer toda la República, y todo lo que pueda del continente americano.