Copenhague (Dinamarca) en 3 días

Copenhague (Dinamarca) en 3 días

Copenhague se nos hizo en general cara en cuanto a los precios de todo y junto con el incidente que tuvimos en el Airbnb, nos hizo quedarnos con un poco de mal sabor de boca. Llegamos al alojamiento y la señora que nos rentaba (Nada se llamaba) había dejado la llave a uno de sus vecinos, que tardó en aparecer como una hora. Cuando entramos en el departamento olía muchísimo a cerrado y todo estaba lleno de pelo de gato. De verdad era un olor muy, muy fuerte. Intentamos abrir las ventanas para ventilar, pero estaban bloqueadas (al parecer para que los gatos no se escaparan). Incluso la habitación estaba llena de pelo de gato y toda la comida de la cocina. Un desastre. Desesperadas en las primeras tres horas en la ciudad, bajamos al bar más cercano para conectarnos a la WiFi mientras tomábamos una cerveza y buscábamos dónde alojarnos. Al final nos salió bien y acabamos en el hostal Generator Hostels Copenhague, está muy bien ubicado en el centro, tiene un supermercado justo enfrente y te hace descuentos en algunos tours en la ciudad.

La ciudad, por otro lado, es muy bonita y pequeña. Puedes ver los principales lugares turísticos en un fin de semana. Aquí te dejo una pequeña guía de la ciudad para que puedas planear mejor tu escapada.

Guía básica de Copenhague

  • Clima. Los inviernos son muy fríos y los días muy cortos. La mejor época para ir es sin duda verano.
  • Moneda. Corona danesa. Cambio aproximado 1€ = 7.5 DKK
  • Aeropuerto-hotel-aeropuerto.
    • Metro. No llega hasta la estación central, pero sigue siendo la forma más cómoda y económica de llegar al centro. Cuesta 36 DKK.
    • S-tog. Te conecta con la estación central y cuesta también 36 DKK. Tarda aprox. 15 minutos.
    • Taxi. Tardas 20 minutos en llegar al centro, te cuesta 250-300 DKK.
  • Moverte por la ciudad: el metro es muy cómodo y las distancias no son tan largas como para no poder caminar. Sin embargo, la bicicleta es el medio más utilizado. También tienes diferentes líneas de ferry para desplazarte cruzando el puerto.
  • Visado: los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan visado. Para otras excepciones, pueden consultar aquí.
  • Muelle
  • Sirenita de Copenhague
  • Iglesia del Silencio
  • La ópera
  • La biblioteca Nacional
  • Tivoli
  • Christianshavn
  • Norreport
  • Norrebro
  • Las calles

Alojamiento.

Esta vez nos salió mal nuestro Airbnb, aunque es la opción que yo siempre recomiendo. Puedes mirar alojamientos si te interesa en esta aplicación y yo puedo regalar 25€ de promoción para que disfrutes un poquito más barato.

Comida típica.

  • Carlsberg y akvavit o "agua de la vida" para acompañar comidas.
  • Smørrebrød
  • FlÆskeste
  • Gravad laks
  • Hvid labskovs
  • Koldt bord
  • Winerbrød

¿Qué ver en Copenhague?

  • Muelle. Muy famoso y realmente bonito. Todas las casas de alrededor son de colores diferentes y puede tomar tours por el río. Toda esa calle está llena de bares y restaurantes (demasiado costosos para nuestro presupuesto).

  • Sirenita de Copenhague. Es el monumento más representativo de la ciudad. En verdad, y como suele pasar con este tipo de arquitecturas, es que hay tantos turistas que no puedes disfrutarla bien y tienes que pelearte para tomarte una foto.

  • Iglesia del Silencio. Con mucho el edificio más bonito de Copenhague. Como su nombre indica, es una capilla donde no se puede hablar. Es preciosa por fuera y todavía más por dentro. No se pueden tomar fotos del interior por respeto a la gente que está rezando o meditando, pero lugar invita a la reflexión y el bienestar.

  • Las calles. Las calles son hermosas y el centro es muy bonito. La gente acostumbra a moverse en bicicleta, por lo que es fácil que aparezcan en alguna de tus fotografías.

  • La ópera. Es uno de los edificios más costosos del planeta. Se trata de un edificio con dos sedes: la parte más nueva y moderna, inaugurada en 2005, y el teatro clásico, destinado a conciertos y obras barrocas.

  • La biblioteca Real. El diamante negro es el edificio más representativo de todo el conjunto, con más de 250.000 ejemplares distribuidos por temáticas en 8 plantas. La biblioteca posee la colección más grande de los países nórdicos.

  • Jardines Tivoli. Son unos jardines realmente bonitos y, además, cuenta en su interior con un pequeño parque de atracciones. Es muy reconocido por los ciudadanos locales y los turistas que visitan la ciudad, pues en su interior puedes viajar por diferentes países gracias a la acomodación de su espacio y las distintas especies que puedes encontrar.

  • Los barrios de Christianshavn, Norreport y Norrebro. Recorre las calles de la ciudad para llenarte de la vida de los ciudadanos daneses, conoce sus bares, su día a día, su forma de ver la vida…

Qué comer en Copenhague

Es fácil encontrar lugares de comida tradicional danesa y muchos otros de comida internacional y puestos callejeros con pizzas, salchichas y hamburguesas. También existe una rica tradición de elaboración de cervezas, siendo Carlsberg la más renombrada. Hay otra bebida, akvavit o “agua de la vida”, que se utiliza mucho para acompañar las comidas; es un destilado de 40% producido a partir de patatas y aromatizado con hierbas.

Algunos de los platos típicos que puedes encontrar en os restaurantes de Copenhague son estos:

  • Smørrebrød: el más típico por excelencia. Pan negro con mantequilla y lonchas de carne, pescado y queso, todo ello acompañado de guarnición. No es un sándwich y los ingredientes pueden variar en función del gusto del comensal. Precio aprox. 15-45 DKK (2-6€).
  • FlÆskesteg: asado de cerdo con chicharrón cocinado durante 4 horas a fuego muy lento. Habitualmente, se acompaña con una guarnición elaborada a base de lombarda agridulce, patata y jugo concentrado del asado.
  • Gravad laks: salmón curado en salazón y marinado con eneldo. La preparación del pescado puede durar 4 ó 5 días y se sirve con una salsa dulce de mostaza.
  • Hvid labskovs: estofado de ternera hervida, servido con patatas, laurel y pimienta.
  • Koldt bord: buffet donde encontrarás diferentes tipos de pescados, carnes, platos calientes, quesos y postres.

Además hay una rica tradición de postres y dulces, donde predominan las galletas de mantequilla y la fruta. Uno de los más populares es el winerbrød, un bollo de hojaldre.

 

Si te ha gustado, puedes compartir la publicación con tus amigos. ¡Viaja a la capital danesa y cuéntame tu experiencia!

Viajera incansable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *