Comidas que echaba de menos y no lo sabía

Comidas que echaba de menos y no lo sabía

“El comer y el rascar, todo es empezar”

Tuve la suerte de poder regresar este a año a mi casa, a Madrid, para celebrar las fiestas Navideñas con mi familia. Tenía muy poco tiempo para hacer todo lo que quería antes de volver a Cancún, así que, muy organizada yo, me hice incluso una lista de cosas que haría durante esos diez días. Algunas cosas eran básicas, como ver a mis amigos, conocer a la hija de mi prima, ver a toda la familia, arreglar los asuntos pendientes… Pero en mi lista había, sobre todo, comidas.

Parece mentira, porque aún estando en México, yo sigo comiendo como en España y sólo una o dos veces en semana como garnachas o comidas mexicanas. ¿Cómo era posible entonces que tuviera tantos antojos? Yo llegaba a Madrid sabiendo que nada más aterrizar, iría a comer con mis padres y mi hermano a mi restaurante favorito, pero mi mente ya estaba pensando en la paella, el flan casero de mi padre, las croquetas y otras muchas comidas que no puedes cocinar para uno cuando vives solo.

Mi lista de comidas que echaba de menos y no lo sabía era:

  • Paella
  • Morcilla
  • Bocata de calamares
  • Una Mahou
  • Una 1906
  • Una Voldam
  • Una Baltika
  • Un rioja
  • Comer en mi restaurante favorito
  • La tortilla de patatas de mi madre
  • El flan casero de mi padres
  • La paletilla del cordero asado de mi abuela
  • Un tortazo del Pelayo
  • Las pastas de Los Porras
  • Un kebab
  • Torreznos
  • Chocolate con churros

Mi propósito era comer todo esto, además de todas las comidas y cenas navideñas, antes de volverme a Cancún. 17 cosas en diez días. Conseguí cumplir todas excepto la Voldamm y la Baltika que, a fin de cuentas, son dos cervezas que puedo conseguir aquí en el supermercado, aunque a precio de oro. Además de todas estas comidas, no faltaron las croquetas de la Tata, las migas de mi padre, las comidas de mi tía Rosa, las lentejas de mi madre y una ingente cantidad de ibéricos y mariscos.

Y a ti, ¿te ha pasado a ti alguna vez que vayas a ir a un sitio donde sabes que hay comida bien rica y te haces una lista para buscar y probar todos y cada uno de los platillos?

Muchos de estos platos son típicos en Madrid, como el chocolate con churros o el bocadillo de calamares. Otros son muy típicos de los bares, como que te sirvan paella de aperitivo con tu cerveza en los bares un domingo cualquiera o las raciones de bravas. Pero definitivamente, como la comida casera, no hay ninguna. Y más si la compartes con la familia y amigos que después de tanto tiempo no veía. A todos los que hicieron posible que mi #RetoDe10Días fuera posible: GRACIAS.

Viajera incansable.

Un comentario

  1. Quiero ir a Grecia una semana ¿Qué me aconsejas ver? ¿Ciudades, lugares, comidas?.
    me fio de tu viaje y de tus gustos. Obvio, a precios asequibles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *